OBSERVATORIO DEL DERECHO A LA INTIMIDAD Y AL LIBRE ALBEDRÍO

jueves, 20 de septiembre de 2007

DEMOCRACIA SECUESTRADA

Democracia Representativa
Actualmente en España, los políticos profesionales mantienen secuestrada nuestra joven Democracia. Ellos, como Juan Palomo, se lo guisan y se lo comen. El pueblo no tiene más papel que ir a votar cada 4 años repartiendo su Voto Útil entre los partidos de siempre que vuelven a ofrecer más de lo mismo en Listas Cerradas que has de votar globalmente y que se forman sin ninguna democracia interna.
El sistema es muy duro para los nuevos Partidos que carecerán de financiación pública mientras no consigan escaños y también de donativos privados, como pretendan cambiar las reglas del juego.

Nuestra Democracia Representativa no da para más. Los más cabreados se quedan en casa engrosando la Abstención que es la opción ganadora año tras año, los más educados se molestan en Votar en Blanco y un puñado de incorregibles utópicos practican el Voto Inútil.
Después vienen los trucos de Magia electoral que aplicando unas incomprensibles reglas de proporcionalidad se llega a conseguir que el Partido más votado pierda y no sea el que obtiene más escaños. La cosa no queda aquí, una vez que toman asiento en el Parlamento han de mostrar obediencia ciega al Líder, no vaya a ser que por votar en conciencia, no vuelvan a salir en la foto.
Resumiendo, los ciudadanos tenemos que entregar un cheque en blanco para cuatro años. ¿Estamos locos?

Democracia directa
La Democracia más o menos Directa no es una utopía ya que tiene larga tradición en Suiza o en California. Los métodos telemáticos abren un futuro prometedor al facilitar y abaratar las votaciones pero es imprescindible que se asegure la fiabilidad de los sistemas utilizados.

Nuestros políticos, aunque no lo digan en voz alta, destilan desprecio y miedo a un pueblo que decida por ellos y acabe con sus componendas en la sombra. Les pasa como a los Sindicatos mayoritarios frente al sindicalismo asambleario. Enseguida tachan con el descalificativo de Populismo los intentos que surgen de dar el protagonismo al Pueblo.
Excepcionalmente, se permite tomar la decisión al Pueblo como ocurrió con el Referéndum para el ingreso en la OTAN. Aunque el resultado produjo gran frustración en los derrotados nadie lo discutió.

"En el instante en que un pueblo permite ser representado, pierde su libertad"
(Jean-Jacques Rousseau)


2 comentarios:

Rafael dijo...

Creo que no hay que sacralizar demasiado la palabra "democracia". Ciertas reglas y formalidades pueden estar más en consonancia con los tiempos pero no determinan que haya o no haya democracia. Pones ejemplos en los que a pesar de las apariencias no parece que se cumpla lo que en principio significaria "democracia", el gobierno del pueblo por el pueblo.
No creo que la mejora dependa demasiado del cambio de reglas. No creo que un sistema electivo proporcional sea más o menos democrático que uno mayoritario, por ejemplo, independientemente que se pueda discutir de las ventaja e inconvenientes de uno u otro. Tampoco creo que la convocatoria de referendums conlleve más democracia. En la UE no se cree en ellos. Se convocan para dar una apariencia, pero cuando se pierden ya se empieza a trabajar no para asumir las consecuéncias sino para evitarlas.
España fue el último país en la Europa occidental en llegar a eso que se llama sistema representativo y por tanto pudo redactar una Constitucióm más avanzada (de acuerdo con las teorias del momento) que las demás pero eso no quiere decir que el país sea más democrático.
Hay unas sociedades más democráticas que otras. Y eso es posible por una serie de intangibles i práctica, más que por las reglas sobre las elecciones. Pueden tener leyes más arcaicas y ser más avanzados.
Aunque hubieran muchos referendums, está demostrado que la opinión pública es enormemente manipulable (por esto el marketing y publicidad se llevan la mayor parte de los presupuestos de las empresas). Si no hay unos medios de comunicación independientes, es decir si no hay el "cuarto poder" de contrapeso, la democracia se resiente. Si todos los medios están al servicio de una causa u otra, si no hay unos medios que tengan autonomía, que estén al servicio de ellos mismos, que el poder de los mismos no venga derivado de las causas que defienden, sino que su poder venga reforzado por su propio prestigio ganado por sus méritos periodísticos y estos sean los que les otorgan audiencia y por tanto poder. Pero eso depende de la sociedad, de lo que valore el público. Si el público no valora la independencia y el profesionalismo de los medios, éstos no serán profesionales. Si la sociedad es más inmadura, la demagogia es la que reina sean cuales sean las reglas que se establezcan.

artesano dijo...

Me gustan dos frases de tú comentario:

• “cuando (los gobernantes) pierden un Referéndum, de inmediato empiezan a trabajar, no para asumir las consecuencias, sino para evitarlas”. Lo dice todo sobre su prepotencia y arrogancia. Nos siguen considerando inmaduros.

• “la opinión pública es enormemente manipulable (por esto el marketing y publicidad se llevan la mayor parte de los presupuestos de las empresas)”. Nuestra pasividad se lo pone fácil, de ahí mi insistencia en que desarrollemos el pensamiento crítico.
La prensa actual está gestionada con criterios económicos y por tanto busca el beneficio empresarial que le proporcionan la publicidad y el público. En lugar de buena información, entregan vajillas, cuberterías, etc.