OBSERVATORIO DEL DERECHO A LA INTIMIDAD Y AL LIBRE ALBEDRÍO

jueves, 4 de octubre de 2007

FICHAJE EXPRESS DE JUGADORES


Aunque lo parezca no voy a tratar de fútbol sino de de la obligación que tienen los Casinos de fichar a los jugadores e incluso a los mirones. Supongo que se debe a que los jugadores son una clase de humanos viciosos que hay que tener muy controlados.
También imagino que tampoco faltarán en los Casinos las omnipresentes cámaras de videovigilancia para disfrutar con los sudores de los perdedores. Digo imagino, porque no tengo este vicio (tengo otros que me reservo por eso de defender mi Intimidad, claro)

El que quiera leer la legislación de Cataluña puede pinchar aquí: http://www.gencat.net/interior/leg/2001d204.pdf

La Ficha es bastante completita: nombre y apellidos, DNI, fecha de nacimiento y datos biométricos autorizados. En la ficha se lleva el historial de visitas del jugador. ¿También el de pérdidas y ganancias?

Realizar el fichaje de forma manual originaba grandes colas en los Casinos por lo que una empresa española de tecnología punta ha inventado una maquina que solo con colocar el documento encima del lector en segundos hace la ficha.

Según el fabricante (www.icarvision.com) el sistema hace una triple lectura del documento: la sensible que capta los datos, con luz ultravioleta y con luz infrarroja para detectar falsificaciones. También se utiliza en hoteles, Notarías, ITVs. etc.

¿Llegará el día que nuestros queridos gobernantes quieran controlar todos los juegos que practicamos, mejor o peor, pero con entusiasmo y disfrute?

2 comentarios:

Rafael dijo...

Te agradecemos que nos ayudes a ser conscientes del acoso creciente que tenemos desde la Autoridad. Bueno es para consolarnos, leer que esta misma Autoridad es capaz de crear algunos organimos compensatorios. Hemos leído con atención tus elogios sobre la labor de la Agencia de Protección de Datos. Bueno es que alguien dedique unas alabanzas a quien se las merece, y bueno es comprobar que hay "quien se las merece". Ecuanimidad al juzgar los organismos públicos es una cualidad mejor que la de denostarlos por sistema.
Así mi escepticismo natural sobre tantas unidades que se crean recibe un alivio.
Mi tendencia natural me hace sensible a la noticia que publicaba un diario norteamericano en los años 50. Decía que "El Senado del Estado de Illinois habia disuelto su Comité sobre Eficiencia y Economia por razones de "eficiencia y economía".
Ante los excesos, una tentación es crear un organismo que los controle. Así, hace años una Administración Autonómica habia creado una Dirección General de Desburocratización o algo así. Malamente.
Por ello, leer quién elogia la labor de un organismo fiscalizador como la Agencia de Protecció de Datos anima al ciudadano y templa su escepticismo natural

artesano dijo...

Probablemente el caso de la Agencia Española de Protección de Datos sea excepcional en la Administración pública.